Datos de ciclos pasados alrededor de los halvings

Dos motivos claves por los cuales Bitcoin podría romper el récord de $69,000 antes del próximo halving

Plankton Editorial Team - Chava Elizalde "CryptoWolf"

Inicio / Crypto

Datos de ciclos pasados alrededor de los halvings y una herramienta clave de análisis técnico sugieren que el camino de menor resistencia es al alza.

Bitcoin (BTC) ha tenido unos meses espectaculares, con los toros ignorando un dólar estadounidense resurgente y los rendimientos del Tesoro para impulsar la principal criptomoneda al nivel más alto desde finales de 2021.

Aunque no descartamos una posible ajuste en los precios, la tendencia general de alza parece mantenerse, y es probable que veamos a los precios repuntar e incluso sobrepasar el máximo histórico de $69,000 antes del próximo cuarto evento de reducción a la mitad de Bitcoin previsto para el 19 de abril.

Ese es el mensaje de 10X Research después de estudiar datos pasados y un indicador de análisis técnico llamado índice de fuerza relativa (RSI, por sus siglas en inglés). Vamos a discutir ambos en más detalle.

Pre-Halving “Bullishness”.

Es ampliamente reconocida la teoría de que Bitcoin, la criptomoneda de mayor valor en el mercado, registra su nivel más bajo entre 12 y 16 meses previos al evento del halving, iniciando un patrón de crecimiento en el período que le precede y el año que le sigue.

Para los inversores, resulta crucial observar que, en los tres ciclos anteriores vinculados al halving, los precios experimentaron un aumento superior al 30% en las ocho semanas que anteceden al evento, que ocurre cada cuatro años y reduce a la mitad el ritmo de emisión de nuevos bitcoins. El próximo halving está previsto para el 19 de abril y recortará la recompensa por bloque minado, pasando de 6.25 BTC a 3.125 BTC. “Bitcoin se ha disparado en promedio un 32% en los 60 días previos al halving“, dijo Markus Thielen, fundador de 10X Research.

En el momento de la publicación, el bitcoin se valora aproximadamente en $52,000. Un incremento del 32%, basado en análisis históricos, sugiere que los precios bien podrían acercarse al máximo histórico de $69,000 en torno a la fecha del halving, o incluso antes.

“Cuanto más nos acerquemos al halving de Bitcoin, mayor será la probabilidad de que bitcoin se dispare, como evidencia de los últimos tres ciclos de halving. Esta vez no será diferente ya que la percepción dentro de la comunidad cripto es alta de que el halving es alcista. Esta percepción está sin duda llegando a la comunidad TradeFi, que está comprando agresivamente estos ETFs de Bitcoin antes del halving“, agregó Thielen.

Además, el flujo significativo de capital hacia los fondos cotizados en bolsa (ETFs) estadounidenses indica un optimismo creciente entre los inversores de perfil más tradicional. Estos ETFs, que cuentan con el respaldo regulatorio correspondiente, ofrecen a los inversores la posibilidad de participar en el mercado de criptomonedas de una manera más sencilla, ya que se evitan los inconvenientes asociados con el almacenamiento directo de las monedas digitales.

RSI mensual apunta al norte

El RSI, desarrollado por J. Welles Wilder, es un indicador de momentum que mide la velocidad y el cambio de los movimientos de precios durante un período establecido, generalmente de 14 días, semanas o meses. Lecturas por encima de 70 indican un fuerte impulso ascendente en los precios.

Hace una semana, el RSI de 14 días de bitcoin cruzó por encima de 80 por primera vez desde diciembre. 12 de las 14 señales de RSI anteriores presagiaron tendencias alcistas aceleradas, produciendo una ganancia promedio del 54% en los siguientes 60 días, según 10X Research.

“Dando como referencia, Bitcoin se negociaba a $48,294 cuando se activó la última señal, y si la historia (retorno promedio +54% en 60 días) es alguna guía, entonces bitcoin podría dispararse a $74,600 basado en esta señal“, señaló Thielen.

El rendimiento pasado no garantiza resultados futuros, y los factores macroeconómicos podrían ser los únicos responsables de hacer o deshacer tendencias.

Dicho esto, el panorama macroeconómico actual parece apoyar una mayor toma de riesgos, gracias a que EE. UU. está ejecutando la política fiscal más estimulante en años. Goldman Sachs ha aumentado su pronóstico de fin de año para el S&P 500 en un 4% a 5,200, citando expectativas de un crecimiento económico global robusto y un dólar más débil.