Elon Musk busca voluntario para el implante cerebral de “Telepatía” de Neuralink

Elon Musk busca voluntario para el implante cerebral de “Telepatía” de Neuralink

Plankton Editorial Team

Inicio / Tecnología

Elon Musk, el visionario detrás de Tesla, SpaceX y Neuralink, acaba de lanzar una invitación en Twitter para encontrar al segundo participante de un ensayo revolucionario con implantes cerebrales. En el estilo característico de Musk, describió este dispositivo como un "implante cerebral cibernético de telepatía, que te permitirá controlar tu teléfono y computadora simplemente con pensar".

Neuralink, la empresa de Musk dedicada al desarrollo de interfaces cerebro-computadora (BCI por sus siglas en inglés), tiene como objetivo principal el permitir a personas con discapacidades, como la parálisis, poder controlar dispositivos digitales usando únicamente sus pensamientos.

Aunque Musk no entró en detalles específicos sobre el ensayo, ni confirmó si su descripción debería tomarse al pie de la letra, Neuralink ha anunciado en su última actualización del estudio PRIME la apertura de aplicaciones para sujetos de prueba de su ensayo clínico.

El estudio PRIME, acrónimo en inglés de “Implante de Investigación Piloto para Experimentación Médica”, pretende evaluar la seguridad y funcionalidad inicial de su dispositivo BCI inalámbrico totalmente implantable, el chip N1. Este chip es altamente invasivo y requiere la inserción de miles de finos hilos en el cerebro.

El camino de Neuralink no ha estado exento de controversias, enfrentando críticas por los resultados de sus ensayos en animales, los cuales, según algunos expertos, resultaron en la muerte de más de mil animales, acusación que Musk ha negado, así como por la falta de documentación sobre la calibración y mantenimiento de sus monitores de signos vitales.

En enero, Neuralink implantó su dispositivo en el cerebro de su primer paciente humano, Noland Arbaugh, paralizado del cuello hacia abajo desde un accidente en 2016, quien ha reportado avances significativos, logrando jugar videojuegos, navegar por internet y controlar el cursor de su laptop utilizando solo sus pensamientos. De acuerdo con Neuralink, Arbaugh rompió rápidamente el récord mundial de velocidad de control de cursor después de la cirugía.

Las preocupaciones sobre la seguridad de Neuralink llevaron a uno de sus co-fundadores, un neurocirujano, a separarse de la empresa por considerar que existen métodos más seguros para conectar el cerebro humano con computadoras.

Recientemente, se reveló que durante el primer ensayo humano, los diminutos alambres del implante en el cerebro del paciente se movieron de su posición original, lo que resultó en una disminución en la cantidad de electrodos para medir las señales cerebrales. Neuralink logró restaurar la funcionalidad del implante ajustando su algoritmo para mejorar la sensibilidad.

Contra estos riesgos, están emergiendo alternativas de empresas rivales, como Precision Neuroscience, que opta por un enfoque que afirman es más seguro y menos invasivo, mediante una especie de “manta eléctrica” que cubre el cerebro para registrar su actividad.

Los criterios de elegibilidad para el ensayo de Neuralink incluyen ser mayor de 18 años, residir en Estados Unidos o Canadá, y tener alguna condición como cuadriplejía, paraplejía, pérdida de visión, audición, la capacidad de hablar, y/o amputación de algún miembro principal, además de ser capaz de dar consentimiento informado. Los interesados pueden aplicar visitando el Registro de Pacientes de Neuralink.